AsiadestacadaPolíticaSiria

Rusia y Siria condenan ataque aéreo ordenado por el nuevo presidente de EE.UU.. Joe Biden

El ataque ordenado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, contra Siria recibe la condena de Damasco y Moscú, capitales que, por separado, calificaron el ataque aéreo como «cobarde» y «condenable en términos enérgicos», respectivamente.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria condenó en una nota el bombardeo estadounidense en el sudeste del país árabe y lo calificó de «cobarde», al tiempo que apuntó que Damasco «condena en términos enérgicos la cobarde agresión estadounidense contra unos distritos de la provincia de Deir Ezzor, cerca de la frontera con Irak».

La condena siria se une a la de Rusia donde la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, María Zajárova dijo que «Condenamos enérgicamente tales acciones» al tiempo que llamó al «respeto absoluto a la soberanía y la integridad territorial de Siria».

En ese sentido abundó que «confirmamos nuestra oposición a cualquier intento de convertir el territorio sirio en un campo de arreglo de cuentas geopolíticas», añadió la diplomática rusa.

De igual manera, el Kremlin aseguró que hace un seguimiento de la situación tras el ataque aéreo de Estados Unidos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, por su parte, dijo que Moscú recibió una advertencia de cuatro a cinco minutos sobre la primera acción militar de la administración Biden cuando atacó a presuntas milicias respaldadas por Irán en el este de Siria la madrugada del viernes y que la advertencia llegó demasiado tarde para aliviar la situación.

Rusia emergió como un actor clave en Siria cuando el presidente Vladimir Putin desplegó fuerzas en 2015 a solicitu del presidente Bashar al-Assad y Moscú afirma ser el único actor extranjero legal en Siria, ya que Assad buscó ayuda rusa para enfrentar al terrorismo en la guerra civil del país.

Desde Moscú, Leonid Slutsky, presidente del comité de asuntos exteriores de la Duma estatal rusa, dijo que el ataque aéreo demostró que Washington no estaba interesado en la paz en Siria: «es obvio que las prioridades de la nueva administración de Estados Unidos no incluyen la paz en territorio sirio y la guerra contra el terrorismo», dijo Slutsky.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que el ataque golpeó las instalaciones utilizadas por las milicias iraquíes vinculadas a Irán, incluidas Kataib Hezbollah y Kataib Sayyid al-Shuhada, en una estación estratégica de cruce fronterizo en el este de Siria. El ataque aéreo fue «autorizado en respuesta a los recientes ataques contra personal estadounidense y de la coalición en Irak, y a las amenazas en curso», dijo Kirby.

El último ataque de Estados Unidos contra la región fronteriza siria fue a fines de 2019 cuando el Pentágono atacó dos ubicaciones de Kataib Hezbollah. Si bien Estados Unidos no ha atacado el área desde entonces, Israel ataca con regularidad sitios cerca de la frontera sirio-iraquí.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = 1

Cerrar